4/9/06

Frases recurrentes, axiomas falsos.

Siempre me ha dado por pensar que en todos nosotros existe una tendencia a considerar como verdades absolutas ciertas frases que oímos repetidamente y son conocidas por todos, no nos preocupamos de someterlas a un examen crítico que podrían revelarnos su falsedad, simplemente las aceptamos, las dice todo el mundo, se dicen desde siempre, deben de ser verdad.

Muchos refranes entran en esta categoría, "Ojos que no ven corazón que no siente", "El corazón no conoce razones", u otras aún mas simples y generalistas que a fuerza de repetición llegamos a dar por absolutamente válidas, ahora mismo se me ocurre el "España va bien" tan famoso pero hay miles más y de toda ideología. Pero hay una que me enerva especialmente:

"Una imagen vale más que mil palabras"

¿Verdad que todos la damos por supuesto? Espero poder ejemplificar de manera clara porque, en mi opinión, es totalmente falsa.

Desde que el ser humano bajó de los árboles, y completó el camino que le llevó a poder erguir la cabeza, miró al cielo, quedando por entero fascinado por su belleza y halo de misterio, durante siglos lo observó, es decir, que la imagen del cielo era la misma para todos, pero fueron las palabras que escribieron Aristóteles y Galileo(Pasando por una extensa lista: Ptolomeo, Aristarco de Samos, Los pitagóricos, Copérnico, Kepler, Tyco Brahe, Girodano Bruno...) las que cambiaron nuestra percepción del mundo, de nuestra propia situación en el cosmos y finalmente ni más ni menos que la concepción de la física.

Concluyendo, en mi opinión, una imagen no vale más que mil palabras.

1 comentario:

LaSecreta dijo...

Me cago en tu ... Blog:

Ah que estas ahi!
Na, solo era para decirte que me acabo de echar hacia los ojos todo lo que has escrito, que ya me estas dando mi paga.

Y que cada día me gusta más leerte.

Por cierto, te voy a dar una información que me pasaron el otro día en el talego y que lo mismo te interesa:

"Propondré que solo cuenten como horas pagadas en condena, aquellas que se cumplan durante el día, ya que mientras duermen no son conscientes de la realidad."

La Botella