5/10/14

¿Qué dijo? LX

G.K. Chesterton

"Los intelectuales no tienen intelecto suficiente para cocer un huevo. Yo estoy totalmente a favor de los huevos.
No se debe aumentar ni en un penique el salario de nadie; no se debe acortar ni en una hora el día laboral de nadie; pues esto podría retardar el dulce y rápido proceso por el cual y muy pronto todo en la Tierra pertenecerá a sus seis habitantes más inescrupulosos"


2/9/14

¿Qué hay dentro de un libro? LX

Es posible que a esta hora Egre y sus hombres estén muertos, o que los otros los hayan encadenado para a su vez venderlos como esclavos, pero los he dejado en libertad, en libertad de luchar o negociar. No es mi
oficio hacer esclavos.
  - Pero vos sabíais que son gente malvada...
  - Tenía entonces que ser como ellos? ¿Dejar que sus actos gobernanran los míos? ¡Yo no elegiré por ellos ni permitiré que ellos elijan por mí!
Arren no relpicó, pensando en lo que había oído. El mago dijo entonces en un tono más bajo:

  -¿Te das cuenta, Arren, de que un acto no es, como creen los jóvenes, lo mismo que una piedra que levantas del suelo y arrojas lejos, que da en el blanco o lo yerra, y nada más?
Cuando levantas la piedra, la tierra se aligera y la mano que lo sostiene es más pesada. Cuando la arrojas, influye en los circuitos de los astros, y allí donde golpea o cae, el universo cambia. De un acto cualquiera depende el Equilibrio del todo. Los vientos y los mares, los poderes del agua y de la tierra y de la luz; todo cuanto ellos hacen, bien hecho está, y es para bien.
Todos actúan dentro del Equilibro. Desde el huracán y el mugido de la ballena hasta la caída de una hoja seca y el vuelo del moscardón, todo cuanto ellos hacen es parte del Equilibrio del todo. Pero nosotros, los que tenemos poder sobre el mundo y sobre otros hombres, nosotros hemos de aprender a hacer lo que la hoja y la ballena y el viento hacen por naturaleza. Hemos de aprender a mantener el Equilibrio. Somos inteligentes, y no hemos de actuar en la ignorancia. Somos capaces de elegir, y no hemos de actuar sin responsabilidad. ¿Quién soy yo, aunque pueda hacerlo, para castigar y recompensar, para jugar con el destino de los hombres?



Ursula K. Leguin "La costa más lejana"

26/8/14

¿Qué hay dentro de un libro? LIX

.- Yo se que  tus Señores son muy importantes para ti-dijo con una indiferencia que chocó a arha-. De todos modos eso tiene algún sentido, ya que eres su única y privilegiada servidora. Y no solo has sido consagrada, sino que naciste para serlo. Pero piensa en mí ¿Tengo que sentir el mismo respeto y todo lo demás por el Dios-Rey? Al fin y al cabo no es más que un hombre, aunque viva wn Awabath en un palacio de diez millas de largo con techos de oro. Anda por los cincuenta años, y es calvo. Puedes verlo en todas las estatuas. Y te apuesto que tiene que cortarse las uñas de los dedos de los  pies como cualquier otro hombre. Sé perfectamente bien que también es un dios. Pero digo yo que será mucho más divino cuando haya muerto.[...]
[...] Por primera vez comprendía qué distintas eran las gentes, y de qué modo distinto veían la vida. Era como si hubiese levantado los ojos y visto de pronto un planeta enteramente nuevo que flotaba enorme y populoso al otro lado de la ventana, un mundo absolutamente desconocido, donde no importaban los dioses. La asustaba la firmeza del descreimiento de Pent. Asustada, atacó.
 .- Es verdad, mis señores han muerto hace mucho, mucho tiempo; y nunca fueron hombres... ¿Sabes, Penta, que yo podría ponerte al servicio de Las Tumbas? - La voz de Arha era amable, como si estuviese ofreciendo a Penta una buena oprotunidad.
 El color desapareció de golpe de las mejillas de Penta.
 .- Si-dijo- tú podrías. Pero yo no soy...Yo no serviría para eso.
.-¿Por qué?
.- Me da miedo la oscuridad-Dijo Penta en voz baja.
Arha murmuró entre dientes, como protestando, pero estaba satisfecha. Había oído lo que quería oir. Penta no creería en los dioses, pero temía los poderes innombrables de las tinieblas como toda alma mortal.



Ursula K. Leguin "Las tumbas de Atuan"

18/8/14

¿Qué hay dentro de un libro? LXVIII

[...]Pero, hermanos, este morderse las uñas acerca de la causa de la naturaleza es lo que me da verdadera risa. No les preocupa saber cuál es la causa de la bondad, y entonces, ¿Por qué quieren averiguar el otro asunto?  Si los liudos [individuos] son buenos es porque les gusta, y ni se me ocurriría interferir en sus placeres, así que lo mismo deberían hacer en el otro negocio. 
Y yo soy cliente del otro negocio. Además, la maldad es cosa del yo, del tú o el mí en el odinoco [interior] de cada un, y así es desde el principio para orgullo y radosto [alegría] del viejo Bogo [Dios] Pero el no-yo no puede tener lo malo, de modo que los vecos [individuos] del gobierno y los jueces y las escuelas no pueden permitir lo malo, pues no pueden admitir el yo. ¿Y acaso la historia moderna, hermanos míos, no es el caso de los bravos y malencos [pequeños] yoes peleando contra esas enormes maquinarias? Todo esto lo digo en serio, oh hermanos. Pero lo que hago lo hago porque me gusta [...]

Anthony Burgess "La Naranja Mecánica"


14/8/14

¿Qué dijo? LIX

Tomas Hobbes:

"El temor de las cosa invisibles es la semilla natural de lo que cada uno llama para sí mismo religión"

23/5/14

¿Qué hay dentro de un libro? LXVII


Estamos tratando de salvar la independencia de la humanidad, sus tradiciones artísticas. No somos enemigos de los superseñores: sólo queremos que se nos permita seguir nuestro propio camino. Cuando destruyeron las viejas naciones, y esas costumbres que databan de los comienzos de la historia, barrieron muchas cosas buenas junto con las malas. Hoy vivimos en un mundo plácido, uniforme, y culturalmente muerto: nada nuevo en verdad ha sido creado desde la llegada de esos seres. 
La razón es obvia. No hay nada por qué luchar y sobran distracciones y entretenimientos. ¿Ha advertido que todos los días salen al aire unas quinientas horas de radio y televisión? Si uno no durmiese, y no hiciese ninguna otra cosa, no podría seguir más de una vigésima parte de los programas. No es raro que los seres humanos se hayan convertido en esponjas pasivas, absorbentes, pero no creadoras. ¿Sabe usted que el tiempo medio que pasa un hombre ante una pantalla es ya de tres horas por día? Pronto la gente no tendrá vida propia. ¡Vivirá siguiendo los episodios de la televisión!




Arthur C. Clarke "El fin de la infancia"

18/4/14

El valor de la opinión

Conocida por todos es la frase de Voltaire en relación a la libertad de expresión


"No estoy de acuerdo con lo que dice, pero denfenderé con mi vida su derecho a expresarlo"


La verdad es que es bonita, no obstante por aquello de ir renovando fondo de armario literario he encontrado un pequeño fragmento de una obra de Paul Feyerabend "Contra el método" acerca de una defensa del anarquismo como único camino para no inhibir el desarrollo científico:

Ante la censura de opiniones Voltaire nos instaba a dar la vida ¿Qué es eso tan importante que hay quien reclama nuestra vida? ¿Qué perdemos cuando censuramos una opinión?

"[...] lo que hay de peculiarmente malo en silenciar la expresión de una opinión es que es un robo a la especie humana, tanto a la posteridad como a la generación presente, a aquellos que disienten de la opinión todavía más que a aquellos que la sustentan. Si la opinión es correcta se les priva de la oportunidad de cambiar el error por la verdad; si es errónea pierden lo que es casi un beneficio igual de grande: Una percepción más clara y una impresión más viva de la verdad producidas por su colisión con el error [...]"