3/11/06

Sócrates. El tábano de Atenas.


Vida y Obra.

Quizás lo más reseñable de la obra de Sócrates es que no hay obra de Sócrates. No escribió nada.El muy vago.Claro que, pensándolo bien, a mí también me gustaría entrar en los libros y en la historia de la filosofía sin haber escrito poco más que la lista de la compra.
Casi que mejor entonces empezamos por su vida.

Nace aproximadamente hacia el año 469 a.C. en una aldea a escasos minutos de caminata a Atenas, de padre escultor y de madre partera los datos de su infancia y juventud son escasos por no decir inexistentes, se sabe que uno de sus maestros fue posiblemente Anaxágoras quien le enseñó Matemáticas, Astronomía y las enseñanzas de los primeros filósofos, los que hoy en día reciben el nombre de Presocráticos
Sí sabemos en que Atenas creció Sócrates, en la Atenas de Pericles, canela fina señoras y señores, era ni más ni menos que la ciudad estado más fuerte y civilizada de su época, Pericles, el célebre político ateniense declaró una vez en el ágora: "Somos envidiados por los hombres de nuestro tiempo y seremos admirados por los hombres del mañana", cuna de la razón, de la cultura occidental y de la democracia. Fue ahí donde Sócrates empezó a filosofar, no estaba interesado al igual que los filósofos anteriores en la creación del mundo sino más bien en el ser humano, ¿Cómo debía comportarse? ¿A que metas debía aspirar? ¿Cómo debía relacionarse con sus semejantes? Sócrates empieza a granjearse fama en la ciudad.

Frente a aquellos que pensaban que las verdades absolutas no existían Sócrates sostenía que se pueden hallar verdades incuestionables, algo así como verdades científicas, que sean incontestables por parte de cualquier ser humano, verdades que se alejarían por tanto del campo de las opiniones y estarían asentadas en la sólida base de la razón, al igual que el teorema de Pitágoras no es opinable, el teorema de Pitágoras es. Y punto.

Esto le llevo a enfrentarse a los sofistas, maestros de sabiduría que fueron totalmente contrarios a la opinión Socrática, resume muy bien Prótagoras, célebre sofista, la opinión de este grupo de sabios cuando afirma: "El hombre es la medida de todas las cosas", para el filósofo ateniense esto no era aceptable, el mal o el bien no lo deciden los ciudadanos de cada pueblo en cada momento y lugar, para Sócrates el asesinato no es opinable, por ejemplo, el asesinato está mal lo haga un ateniense del siglo IV a.C. o lo haga un neoyorquino del siglo XXI. La de Sócrates es una lucha contra el relativismo moral propugando por los sofistas.

Ahora bien, ¿Cómo alcanzar esas verdades absolutas? Mediante el diálogo. Sócrates pasaba el día debatiendo con los atenienses, para intentar definir los conceptos de justicia, ley, deber,virtud,etc...Sólo a través del autoconocimiento y la participación entre todos podremos perfeccionarnos moralmente y alcanzar esas verdades absolutas fundamentadas racionalmente. Sócrates hace suya la frase grabada en el oráculo de Delfos: "Hombre, conócete a ti mismo".

Aparece, pues, la sabiduría como camino para alcanzar la felicidad, para sócrates, "Solo aquel que conoce el bien, es capaz de realizar el bien" y no solo eso, sino que una vez conocido el bien, no tienes más remedio que realizarlo, tu propia naturaleza de ser humano te impulsa a ello.

El camino elegido por Sócrates es el de la constante asimilación de sabiduría, cuando afirma su famosa frase "Solo se que no se nada" lo que pretende decir es que siempre le quedarán cosas por saber, aquel que se considera un sabio, deja de aprender cosas,transformándose así en un necio, en cambio, aquél que se reconoce como ignorante, ese buscará constantemente la vía del conocimiento, siempre buscará aprender cosas nuevas, Sócrates no podía permitirse el lujo de considerarse sabio.

Lo de Sócrates es un compromiso vital, es tarea de todo hombre buscar la felicidad tanto individual como colectiva, y pensaba que solo a través del conociemiento del bien y su posterior realización la hallaríamos.
Diógenes Laercio llega incluso a considerarlo riguroso creador de la ética, el primero en preocuparse por como debería ser nuestro vivir, en buscar el arte de saber vivir.


El año 431 a.C. marcó un antes y un después en la vida de nuestro filósofo, empieza la guerra del Peloponeso, Atenas contra Esparta.Democracia contra Oligarquía.
Un Sócrates maduro fue enviado como "Hoplita", algo así como un soldado raso y luchó en la batalla de Potidea, uno de los episodios de dicha guerra.
Sócrates era de carácter excentrico y su constante preocupación filosófica lleva a pensar que no era un hombre de guerra y que no encajaría bien en la vida castrense, pues ninguna de las dos cosas, al parecer Sócrates fue un bravo guerrero y cayó bien entre la tropa, bueno, más que caer bien causó curiosidad y extrañeza.

Sócrates no solo era filósofo, también se vestía como tal, Antifón, un sofista colega suyo, dijo una vez acerca de su vestimenta "Un esclavo al que se le obligase a vestir como lo hace Sócrates huiría o se suicidaría", otro aspecto relevante de su vestimenta es que no llevó nunca sandalias. (Años más tarde, su discípulo Platón, diría que el día que su maestro se lavó los pies y se puso sandalias era digno de recordar) Siempre se le pudo ver paseando su raída y vieja túnica y descalzo por las calles de Atenas.

Al parecer no cambió sus costumbres en el ejercito y sus compañeros de fatigas habrían de ver asombrados como aquel extravagante ateniense nunca se separaba de su manto y aguantaba las largas caminatas con la sola protección de las suelas de sus pies. Como los hobits mas o menos.

Otra cosa que causó en la tropa bastante revuelo fue ver a nuestro filósofo "ponerse a pensar", un día se levantó por la mañana y se puso a reflexionar sobre un problema filosófico, se sentó en una piedra y se quedó así todo el día, al caer la noche algunos soldados, viendo que Sócrates no cambiaba de postura, se dispusieron a dormir a la intemperie con tal de seguir observando al extraño personaje, al llegar la mañana se levantó de la piedra y prosiguió sus tareas como si tal cosa. Al parecer esta capacidad para abstraerse era uno de los motivos que también le dieron fama en Atenas.

Como ya hemos señalado parece ser que, contra todo pronóstico, la bravura de Sócrates en batalla fue ciertamente sorprendente, contaba Alcibíades, un soldado que conoció a Sócrates, como llegó a arriegar su vida para salvar la suya despues de haber sido herido en el campo de batalla, Sócrates lo cargó en hombros y lo alejó del peligro.

El desenlace de la guerra ya es conocido por todos, el democrático ejercito ateniense es derrotado por la ferrea oligarquía del ejercito espartano, quien llega hasta Atenas e impone el gobierno de los Treinta Tiranos, quien obviamente abolirá la democracia y provocará la huida masiva al exilio de los integrantes del partido demócrata, Sócrates en cambio decide quedarse, no concibe una vida alejada de su amada Atenas.

Buscando apoyos entre las figuras destacadas de Atenas Sócrates fue llamado por el gobierno de los treinta tiranos frente a otros tres compañeros, se les encomendó que fuesen en representación del nuevo gobierno de Atenas a arrestar a uno de los líderes del partido demócrata para traerlo a Atenas para su ejecución, Sócrates se negó, demostrando así una gran entereza. (O el poco aprecio que tenía por su propia vida).

Sócrates, de quien se decía era el hombre más feo de Atenas, bajito, patizambo, ojos saltones, barrigon, calvo, consiguió (No me pregunteís como) casarse con Jantipa, la historia la retrata como una mujer de armas tomar, era la única persona a la que Sócrates otorgaba la razón aunque no la tuviera, constantemente intentó enmendar el errático comportamiento de su marido, que dejase las extravagancias y se buscase un empleo como todo el mundo, ciertamente debemos entender a Jantipa, la vida con Sócrates no debió de ser nada fácil, un marido que está más preocupado en "la virtud" antes que "la pasta" y que se pasaba el día fuera de casa discutiendo con todo el mundo...

Juicio y Muerte.

Tuvo suerte Sócrates de sobrevivir al gobierno de los treinta tiranos, que acabó siendo derrocado y se reinstauró la democracia, el régimen democrático lo identificó como un simpatizante del gobierno de los tiranos, a pesar de que se negase a colaborar con él, Sócrates y su ánimo de cuestionarlo todo, de pensarlo todo era mal visto por los demócratas más conservadores, y no ayudaba nada el hecho de que Critias, una de las cabezas visibles de la recien derrotada dictadura, haya sido discípulo suyo en la juventud, el futuro de Sócrates se teñía de negro.

Entran en el juego Anito y Meleto, ambos demócratas con odio a Sócrates, Meleto presentó la acusación y como había sido declarada la amnistía política para todos los que se quedaron en Atenas durante el gobierno de los treinta tiranos, la acusación que se hizo contra Sócrates fue la de no creer en los dioses de la ciudad, introducir nuevos dioses y corromper a la juventud.Se pedía la pena de muerte.

Los cargos aunque eran una excusa para matar a Sócrates tenían un porqué, la acusación de introducir nuevos dioses en la ciudad se decía por el daimón que nuestro filósofo decía oir.

Si, Sócrates oía una voz.

Era básicamente una especie de consciencia, le aconsejaba y le guiaba, aunque por lo que parece nuestro filósofo muchas veces no le hacía caso. probablemente le avisó que se tomase en serio la acusación, cosa que no hizo. Durante el juicio hizo un discurso tal y como hablaba en la plaza pública, de manera llana y sencilla, no quiso que se le encargase un abogado, se defendió el mismo y proponía pagar cantidades nimias(lo mismo que valía una jarra de vino) para comprar su libertad, llegó a exigir que se le manteniese al igual que los atletas que habían dado gloria a Atenas en los juegos olímpicos. Creó el alboroto en la sala varias veces, el resultado no podía ser otro en la votación que la de la condena a muerte por medio de la ingesta de la cicuta.(Los atenienses propugnaban un ajusticiamiento hágalo-usted-mismo)

Antes de salir de la sala se dirigió a sus acusadores y el jurado y les dijo "Acabo ya porque ambos debemos partir, yo a morir y vosotros a vivir, más ¿Quién va a un lugar mejor? Eso, solo el daimon lo sabe"

Tras el pitorreo con el que se tomó el juicio no perdió entereza cuando le dijeron que la galera sagrada había partido el día anterior a su viaje anual a la isla de Delos y sin la galera en la ciudad no se podían realizar ejecuciones, con lo cual tendría que esperar durante días en una celda diminuta a esperar a que volviera para poder morir.Cosas que pasan.

En los últimos días de vida recibió visitas de todos sus discípulos y amigos que le ofrecieron uan y otra vez planes de huida para salir de Atenas, hasta los guardias habían sido sobornados, el único que nunca dio su brazo a torcer fue Sócrates, al que le parecía una inmoralidad violar la ley que habían establecido entre todos los atenienses. El día de su muerte su mujer deseperada le grito "Pero si tu no eres culpable" a lo que Sócrates respondió "¿Preferirías que lo fuera?" no quiso que le viese morir y hubo que sacarla entre dos guardias. Cuando llegó el momento bebió de la copa rodeado de unos tristes y desesperados seguidores, mientras el veneno hacía efecto le dijo a Critón, uno de sus discípulos "Le debo un pollo a Esculapio, no te olvides de pagarme esa deuda"

El tábano de Atenas muere.

Bebe con moderación, es tu responsabilidad.

12 comentarios:

Proyectodefilosofo dijo...

Vale, antes de que nadie diga nada:
Nos ha salido más largo de lo que queríamos (mucho mas) pero os aseguramos que hemos metido mucha tijera, aún así creemos que no nos ha quedado muy cansino.

La bibliografia en post aparte porque sino esto ya se salía de madre.

Saludos.

umla2001 dijo...

Aplausos. Gracias por recuperar a Sócrates, y más en tiempos como los nuestros, en que el relativismo moral está a la orden del día. Y si no, nótese la permisividad hacia ciertos grupos humanos, mientras se censura a otros. No digo nombres, que todos sabemos de qué estamos hablando.

Por cierto, no tenía idea de que Sócrates hubiera sido "hoplita". Es que no me lo imagino, vamos. Saludos.

Proyectodefilosofo dijo...

Si, cierto es que Sócrates no encaja en los modelos apolineos y semidesnudos que aparecen en las vasijas griegas, yo tampoco me lo imagino con armadura.
Gracias por las felicitaciones.
Saludos.

Hefesto dijo...

Por el tamaño no te preocupes, no se ha hecho nada pesado. Pero el tamaño sí que me va a obligar a hacer varias apreciaciones:

1. En la ciencia ni hay verdades ni nada incuestionable. La ciencia no describe la Verdad o la Realidad, no está para esos fregaos; lo que sí hace es crear modelos que expliquen y predigan las observaciones de la "realidad", sea lo que sea esta realidad. Y por eso, si un modelo empieza a fallar con ciertas observaciones, se cuestiona y puede dar origen a cambiarse por otro (gracias al principio de falseabilidad que propugnó Popper). Lo de las matemáticas es más liado, más que ciencia es una herramienta de ésta. Las mates, básicamente, tiene unos axiomas y reglas con las que se deduce lo que pueda deducirse (como el teorema de Pitágoras), y si ese algo está bien deducido pues lo está y punto, ciertamente la deducción no es opinable.

2. Creo que umla2001 ha entendido mal el relativismo moral de los sofitas (perdón si no es así, pero no sé de quien estás hablando). Este relativismo no es tanto el cambiarse de camiseta según convenga (por beneficio, prejuicios, etc.), si no más bien que no hay una moral absoluta, sino subjetiva (creo también que la frase de Protágoras lo resume muy bien); es decir, que uno puede considerar que algo está bien o mal según su educación, sociedad en la que vive, carácter, etc.

3. Sobre la Guerra del Peloponeso, dejo pasar que digas que fue Atenas contra Esparta (porque más bien fue una confederacón liderada por Atenas contra una liderada por Esparta). Pero no puede decirse que fue la Democracia contra la Oligarquía, y creo yo que por varios motivos. Uno porque la política espartana no es oligárquica, sino algo que le han puesto el nombre de eunomía: mezcla curiosa de monarquía, oligarquía, tiranía y democracia. Segundo motivo sería que en la coalición ateniense (liga de Delos) había polis no democráticas. Y por último, y más importante, aunque Atenas fuera democrática, se comportó como una tirana de la peor calaña con los estados aliados convirtiendo la alianza en un dominio imperialista; de hecho, llegó a imponer tiranías a polis que querían retirarse de la liga.

4. Continuo... Los hoplitas no pueden considerarse precisamente el equivalente de soldados rasos porque ser hóplita implicaba ser muy solvente económicamente (era el mismo hóplita quien se pagaba y mantenía su equipo de batalla). Era todo un orgullo poder ser un hóplita. Supongo que proyectodefilosofo querría decir que un hóplita es una especie de soldado de infantería pesada. Los soldados rasos serían más bien los lanzadores de jabalinas o los honderos.

5. Yo no encuentro extraño que Sócrates fuera un guerrero. Él ante todo defendía el ser un buen ciudadano ante todo respetando sus leyes (y dio el mayor ejemplo tomando la cicuta que le sentenció injustamente la ciudad pudiendo tener la oportunidad de huir). Y otra condición necesaria del buen ciudadano era aquél que estando en edad de defenderla lo hacía. Un dato curioso es que en su lápida Sócrates no quiso ser recordado como un buen filósofo sino como el buen guerrero que acudió a luchar por su ciudad.

6. Al soldado Alcibíades que salvó su vida en la guerra de Potidea ya lo conocía de antes porque era un discípulo suyo. Precísamente esta misma guerra es un ejemplo de lo que comentaba en el tercer punto, porque fue debido a que Potidea quería dejar la liga (para Atenas implicaba dejar de cobrar un tributo económico)

7. Esparta impuso a los Treinta Tiranos después de la guerra. Cierto, pero no tanto por su "ferrea oligarquía", es decir, por imponer un ideal político, sino por ser uno de las formas de controlar que Atenas cumpliera con lo pactado; lo cual no quita que fuera un tiranía sangrienta. Y esto lo creo porque también es cierto que años atrás, cuando después de Solón se impuso una tiranía por Pisístrato que fue mantenida por sus dos hijos, la misma Esparta fue llamada por los partidarios democráticos de Atenas a que derrocara a estos dos tiranos y Esparta fue a ayudar a restaurar la democracia (y no lo logró por la ferrea resistencia de la mayoría de los mismos atenienses).

Pido perdón por el tamaño del comentario. De hecho, salvo los puntos 1 y 3, el resto no son más que puntualizaciones innecesarias a este post que tan buena idea da de lo que fue y representó Sócrates.

Cerillo dijo...

Asistí encantado a la mini lección.
Digamos de momento soy socrático, a la espera de nuevas aventuras

Marmotilla dijo...

Os agradecemos vuestra participación tan activa y que aporteis esos nuevos datos para complementar la lectura,hefesto. Pues aunque a grandes rasgos hemos intentado transmitir lo que Sócrates representó, es evidente que no puede contarse todo en un post, pero al menos si una pequeña aproximación para que más de vosotros se anime y quiera seguir leyendo sobre él, ya sean las bibliografías recomendadas u otras.

Gracias a todos , de nuevo, por vuestra participación.

Un grato saludos para todos.

Proyectodefilosofo dijo...

Como dice Marmotilla, os agradecemos los halagos pero sobre todo las críticas.
Hefesto:

1.Totalmente de acuerdo con respecto a la naturaleza de la ciencia, su historia ha sido la de probar hipotesis sobre la realidad(algun día hablaremos de la física aristotétlica y nos echaremos unas risas).Pero creo que con el ejemplo del teorema de Pitágoras quedó clara nuestra intención.

2.Si ha habido algún malentendido sobre el relativismo moral de los sofistas nos inculpamos unicamente a nosotros, pero creo que quedó claro por parte de Umla. El mal o el bien son conceptos a definir por cada ser humano en cada momento y lugar.

3. Acerca de las impresiciones históricas solo podemos agradecerte las puntualizaciones porrque admitimos que no es nuestro campo, si, la guerra del peloponeso fue una guerra de ligas lideradas por las dos polis.
Aún así,lo que interesaba aquí era como afectó a Sócrates dicha guerra, si nos hubiesemos metido a explicar con detalle las características de la guerra habríamos batido algún tipo de record sobre el post mas largo del mundo.
Pensaba que lo de Esparta se llamaba Timocracia, voy a tener que mirarlo.

4. Sobre los Hoplitas también admitimos el fallo, gracias por sacarnos del error.

5. A lo que Umla y yo nos referíamos era que Sócrates no nos encajaba en el prototipo de aguerrido soldado, nos lo imaginabamos más bien tranquilito, y su físico tampoco ayudaba. Pero fijate, el tio era un fiera.

6. También admitimos el fallo de Alcibíades.(Del que hay toda una historia de como le tiró los tejos a Sócrates, pero esas escenas quedaron en la sala de montaje, quizás cuando salga la edición del montaje del director de este post aparezca)
7. Te decimos lo mismo, nos interesaba como influyó el gobierno de los treinta tiranos en la vida de sócrates, descuidamos los aspectos más históricos y agradecemos la puntualización histórica.

No pasa nada por lo extenso del comentario, era necesario hacer esas puntualizaciones, lo importante es que nadie se quede con ideas erróneas de la historia.

Cerillo:
Cuando empecé a descubrir la figura y las enseñanzas de Sócrates no pude evitar quedarme prendido de este filósofo, y me dura hasta ahora.(Y Marmotilla os puede decir que a veces me pongo MUY pesado cuando me pongo a hablar de él)Gracias por tu comentario.

De nuevo gracias a todos por los comentarios.

umla2001 dijo...

Ups, ¡qué fallo! Supongo que si he malinterpretado la idea de los sofistas no ha sido culpa de este texto, ¡es que lo de ir cambiando de camiseta según les venga el viento es algo que me vienen contando de estos tíos desde que estaba en el colegio! Y claro, me lo creí.

Por lo demás, me sumo a lo que proyecto decía en el punto cinco de su comentario. Esas vasijas tienen lo suyo.

Besos.

Anónimo dijo...

Sin que nadie me lo diga ya me digo a mí mismo que he sido quisquilloso en mi anterior comentario porque ya entiendo que la idea de este post es exclusivamente dar una visión de Sócrates. Marmotilla dice que proyectodefilosofo se emociona cuando habla de Sócrates; a mí me ocurre con cualquier tema relacionado con Grecia :)

Sobre el punto 5 de proyectode, ahora entiendo qué os sorprendía a tí y a umla del guerrero Sócrates.
De la timocracía, yo tengo entendido que es lo que había, por ejemplo, en la Atenas de Solón; es decir, una especie de democracia pero donde los derechos políticos eran mayores o menores (e incluso inexistentes) según la clase social perteneciente.
Y sobre el punto 6, ¿era Alcibiades quien le tiró los trastos a Sócrates o fue al revés? Porque me suena lo contrario (pero no me fío de mi memoria) y que fue a Alcibíades al único discípulo a quien Sócrates quiso aplicar la pedagogía ateniense.

Lo que dice umla sobre lo que nos venden de los sofistas también pasó en mi instituto, y no sólo con los sofistas, sino en muchas otros asuntos nos venden tópicos y blancos y negros que son más bien una confusa amalgama de diferentes grises. Yo recomiendo, por oposición a Sócrates, leer a verdaderos sofistas como Prótagoras o Gorgias; se puede estar de acuerdo o no con ellos pero lo que dicen es muy interesante. Y digo verdaderos sofistas porque después hubo una legión de picapleitos que cogieron la dialéctica sofista y argumentos sacados fuera de contexto para sus propios intereses.

Para acabar, una pequeña anécdota sobre Sócrates. Y es que resulta que el cómico Aristófanes escribió una comedia, Las nubes, en que se parodia especialmente a estos individuos que abusaban de la dialéctica para demostrar lo que fuera. ¿Y a quien elegió como figura representante para la obra? Justo a quien estaba en las antípodas: a Sócrates. No creo que Aristófanes, inteligente y con una buena educación, confundiera a Sócrates con un pseudosofista; así que supongo que si lo eligió fue porque sería popular (para bien o para mal) entre el pueblo, que no encontraría diferencia entre todos los filósofos que pululaban por entonces.

Proyectodefilosofo dijo...

Ay, la anécdota de Aristófanes y sus nubes, otra cosa que se quedó en la sala de montaje del post, le presenta como un sofista más, incluso hasta cobra por sus enseñanzas en esa obra, Sócrates incluso llega a hacer referencia a la obra en su discurso ante el tribunal ateniense.
Y de quisquilloso nada, lo importante es que nadie se vaya con ideas imprecisas.

Me estoy planteando la posibilidad de escribir algo sobre los sofistas, yo soy claramente antisofista, pero eso no quita que fuesen sabios que nos ofrecieron reflexiones interesantes sobre la ética, la política y la religión.

No se, ya lo hablaré con Marmotilla.

Saludos.

Laplagne dijo...

Desde mi punto de vista o lo que entiendo yo por lo que lei ya que tengo 16 años y recien ahora empiezo a estudiar filosofia, algo que realmente me esta apasionando: hay un error en el momento que dicen q la voz avisa a Socrates que no estaba en lo correcto en la acusacion ya que este declara ante los jueces o "atenienses" que creia q estaba en lo correcto ya que era una de las unicas veces que no escuchaba la voz que le impedia hacer algo que estaba mal, por lo que llegaba a deducir que lo que estaba haciendo era lo correcto... y el caprichoso e incurable Socrates prefiere claramente contunuar con su postura y enfrentar a los jueces con su mayor talento : La honestidad, que es lo que yo creo en verdad era la voz que este escuchaba...
Muchas veces hablamos de que los sentidos nos engañan y por que no empezar a creer en que los valores tales como la honestidad y la bondad tienen su propia "personalidad" o su forma propia de actuar, que nosotras no podamos ver en un objeto la "bondad" es un claro signo de que los humanos tornan sus decisiones a un bien material y no moral, esto me lleva mas aun a mi postura ya que tal vez Socrates haya podido descubrir la verdadera "bondad" o los verdadderos "valores" ya que este jamàs fue interesado en algo material...

Desde ya muchas gracias y tal vez les cause risa mi postura,,, y no me va a quedar en creer otra cosa que "SOY UN GRAN COMICO"

*Maximiliano Nehuen Laplagne-
maxi.jk@hotmail.com
Argentina-Buenas Aires

Laplagne dijo...

Desde mi punto de vista o lo que entiendo yo por lo que lei ya que tengo 16 años y recien ahora empiezo a estudiar filosofia, algo que realmente me esta apasionando: hay un error en el momento que dicen q la voz avisa a Socrates que no estaba en lo correcto en la acusacion ya que este declara ante los jueces o "atenienses" que creia q estaba en lo correcto ya que era una de las unicas veces que no escuchaba la voz que le impedia hacer algo que estaba mal, por lo que llegaba a deducir que lo que estaba haciendo era lo correcto... y el caprichoso e incurable Socrates prefiere claramente contunuar con su postura y enfrentar a los jueces con su mayor talento : La honestidad, que es lo que yo creo en verdad era la voz que este escuchaba...
Muchas veces hablamos de que los sentidos nos engañan y por que no empezar a creer en que los valores tales como la honestidad y la bondad tienen su propia "personalidad" o su forma propia de actuar, que nosotras no podamos ver en un objeto la "bondad" es un claro signo de que los humanos tornan sus decisiones a un bien material y no moral, esto me lleva mas aun a mi postura ya que tal vez Socrates haya podido descubrir la verdadera "bondad" o los verdadderos "valores" ya que este jamàs fue interesado en algo material...

Desde ya muchas gracias y tal vez les cause risa mi postura,,, y no me va a quedar en creer otra cosa que "SOY UN GRAN COMICO"

*Maximiliano Nehuen Laplagne-
maxi.jk@hotmail.com
Argentina-Buenas Aires