14/9/06

Anécdotas de la historia de la filosofía (II)

Una vez se encontraban los atenienses discutiendo sobre un asunto de la ciudad en la asamblea, entre ellos se encontraba Sócrates, que estaba en desacuerdo con un ciudadano con respecto a un tema concreto, ambos mantenían posturas enfrentadas, el ciudadano se levantó y le propinó una patada a Sócrates por llevarle la contraria, la reacción de este fue precisamente la ausencia de la misma, no se inmutó, ni le reprochó que haya utilizado la violencia en un lugar donde reinaba la razón, un amigo de Sócrates que le acompañaba y lo presenció todo dijo:

- ¿No vas a hacer nada? ¿No vas a reaccionar a lo que te ha hecho? ¿No te vas a enfadar?

A lo que Sócrates respondió:

- Si un burro me da una coz ¿Tú crees que le voy a llevar a juicio?


(Anécdota extraída no literalmente del libro "Vida de Sócrates" de Antonio Tovar)

2 comentarios:

Hefesto dijo...

Y yo que soy de los que gritan hasta al ordenador...

Proyectodefilosofo dijo...

¿Tú también?
El mio nunca me responde, le tengo acojonao...