11/9/06

Anécdotas de la historia de la filosofía

Empiezo una nueva sección en el blog en el que intentaré dar cabida a las mejores anécdotas(Graciosas o no) relacionadas con la filosofía y con los filósofos, mi objetivo no es otro que intentar cambiar la imagen que se tiene de la filosofía de algo aburrido y raro. (Bueno, raro si que es) para poneros sobre aviso os digo que gran parte de ellas estarán relacionadas con Sócrates y sus momentos más geniales, empezamos con un pequeño diálogo entre Sócrates y un sofista(*) llamado Antifón.


**********

Antifón: Yo creía que la filosofía hacía feliz, así que lo que tú practicas, más me parece lo contrario. Comes y bebes mal y tienes un mismo y miserable manto para el verano y para el invierno. No vives elegante y libremente y lo que yo creo que eres es maestro de la mala suerte.

Sócrates: Tú crees que yo vivo mal, pero fíjate: Como no cobro dinero, hago lo que me parece sin que nadie me pueda exigir ni obligar, y me conformo con poco, no necesito más. Mi salsa es el hambre, lo que da sabor al agua que bebo es mi sed. Porque tú ingenuamente crees que la molicie y lo caro es la felicidad, mientras que yo ya se que lo divino es no necesitar nada. Yo no quiero necesitar de nada.

Antifón: Admito que eres justo, pero lo que no eres es sabio. Regalas tu enseñanza y no la aprecias en su valor, y como no estimas en nada lo que te podría valer dinero, pues no eres nada sabio.

Sócrates: Yo creo que la sabiduría y la flor de la edad son por el estilo: Si llamamos prostituido a quien vende la flor de su edad, habrá que llamárselo también a quien vende la de su sabiduría. Y la gente les llama a los tales algo así: Sofistas. Yo no quiero dinero, sino amigos, y con dar mi ciencia gano amigos, con lo que no pierdo nada.

**************

Los filósofos siempre serán pobres en todos los sentidos, la filosofía no dá dinero, no produce cosas tangibles, lo único que le interesa conseguir a los filósofos es el conocimiento, la verdad y la sabiduría, y no hay nada más comunitario que esos saberes, nadie puede poseer esas cosas, son para todos y están al alcance de todos, esa es la paradoja, lo que más quiere el filósofo no puede ser poseído, de ahí su pobreza.Es por eso que Sócrates regalaba lo que sabía, le parecía que el saber no era suyo, sino que es independiente y al alcance de todos, por eso nunca cobraba lo que enseñaba, nadie puede cobrar por dar algo que no es suyo.


(*)Me parece que estaría bien explicar lo que es un sofista para aquellos que no tienen (Ni tienen porque tener) nociones básicas de filosofía, intentar explicar lo que es un sofista en un par de lineas es bastante complicado y seguro que la definición es incompleta e inexacta, pero servirá para contextualizar esta anécdota.Los sofistas eran sabios que convivieron con Sócrates y que impartían clases a aquellos que tuviesen dinero para pagarles, muchas veces se burlaban de Sócrates porque no entendían porque él no cobraba cuando transmitía lo que sabía, los sofistas veían el conocimiento como mercancía y utilizaban el lengüaje no para descubrir la verdad, como Sócrates, sino para vencer a su rival dialéctico.

5 comentarios:

Hefesto dijo...

La intervención de un sofista en este post me ha inspirado para un post mio: Nuestros amigos los sofistas.

Merecen la muerte los primeros dijo...

Hay gente tan cretina (búscalo Hefestos en el diccionario) que publica con su nombre de blogger y luego tiene el blog cerrado.
¡Cuánto imbécil hay por el mundo, incluído el de la filosofía!

Los segundos dan lo que recibio han dijo...

Cuánto genio con la novedosa ocurrencia hay (o ay!) de asesinar a quien no sea perfecto, por la loable causa de un mundo mejor crear. Van, por supuesto, muchisimos a sobrevivir. Es genialidad.autentica. Además, todo lo que a un genio se le ocurra, otro genio sera capaz de realizar.

Celia García dijo...

Hola, buenas tardes. Soy estudiante de Segundo de Bachillerato y estoy haciendo un trabajo de investigación acerca de los sofistas para la asignatura de Historia de la Filosofía. Al encontrar tu blog, me he alegrado, pues anécdotas y curiosidades protagonizadas por estos filósofos era justo lo que andaba buscando. Cuál ha sido mi sorpresa al encontrarme con un blog cerrado...Bien, sé que esto es como un grito en el vacío, pero me preguntaba si podría obtener una invitación a su blog para ver su post, pues me sería de gran ayuda. Gracias.

Celia García dijo...

Hola, buenas tardes. Soy estudiante de Segundo de Bachillerato y estoy haciendo un trabajo de investigación acerca de los sofistas para la asignatura de Historia de la Filosofía. Al encontrar tu blog, me he alegrado, pues anécdotas y curiosidades protagonizadas por estos filósofos era justo lo que andaba buscando. Cuál ha sido mi sorpresa al encontrarme con un blog cerrado...Bien, sé que esto es como un grito en el vacío, pero me preguntaba si podría obtener una invitación a su blog para ver su post, pues me sería de gran ayuda. Gracias.