5/12/06

Aristóteles y las mujeres.

Estos últimos días he estado trabajando en la "Etica a Nicómaco", el magno libro de Aristóteles dedicado a la ética. El título no tiene otra razón que la de que fue escrito para su hijo Nicómaco.
(Fernando Savater no hace muchos años hizo un pequeño guiño a Aristóteles al titular "Etica para Amador" un libro sobre ética dedicado a su hijo Amador)
Cómo decía, en los textos de dicho libro que estaba trabajando me he vuelto a encontrar con más muestras de ese desagradable desprecio que destila Aristóteles por el valor de la mujer:
El contexto es la explicación por parte de Aristóteles de que aquellos que ceden ante las debilidades de los placeres y los vicios son los llamados licenciosos. (Está explicado muy a brocha gorda, habría que hacer miles de matizaciones pero lo dejamos para otro momento).
Pues bien, dice Aristóteles a continuación, que los "débiles por naturaleza" merecen más indulgencia por tener en ellos la naturaleza de la debilidad y tener inmensamente más difícil resistirse a los vicios.
No hace falta que diga a que colectivo de personas se refiere Aristóteles cuando habla de "personas débiles por naturaleza".
Cuando se encuentran estos párrafos misóginos se suele decir "Es que es un hombre de su tiempo" intentando exculparle de su machismo, argumentando que en tanto que "hombre de su tiempo" no podía escapar a la visión de las cosas que tenían sus contemporáneos, condicionado por las circunstancias propias de su tiempo.
Yo me niego a exculpar a Aristóteles de estos comentarios, más bien prefiero decir que no estuvo a la altura de la universalidad, y es que tanto hombres como mujeres somos iguales.
A veces resulta descorazonador que un sabio como Aristóteles dejase para la posteridad unas reflexiones de una claridad incuestionable y que a la vez se pudiese equivocar tanto en otras.

8 comentarios:

Anónimo dijo...

De filosofía nada o poco sé, pero tengo la impresión que con Santo Tomás conseguimos la misma dignidad, aunque nos hayamos demorado siglos en aplicarla ¿no?
Gracias por tu visita tan honrosa en mi blog.
Saludos de chile.

Anónimo dijo...

la verdad tu ignorancia sobre la filosofía es barbara!!!! llamar a Aristóteles misogino es una estupidez total.

Proyectodefilosofo dijo...

Como siempre hemos dicho somos estudiantes de filosofía, no maestros, estaremos encantados de que nos saques del error si estamos incurriendo en el en vez de recurrir a los insultos a lo expuesto en el post.
¡gracias por comentar!

P. Alcea dijo...

Me ha gustado el breve comentario, aunque discrepo con el final. Pienso que los hombres y las mujeres tenemos profundas diferencias y en ello precisamente radica la necesidad que tiene cada sexo para con su complementario.

Además, creo que aristóteles tiene razón, mas se expresó con terminos burdos, vagos e imprecisos. Lo que mencionaba como "hombre" y "mujer" debió haberlo dicho como "masculino" y "femenino" con sus respectivos matices; y además haber recordado que la manifestación de lo masculino y lo femenino es independiente de nuestro sexo biológico. Es verdad que existe cierto grado de correspondencia, pero son meros estereotipos.

Me gustó el blog. ¡Saludos!

Anónimo dijo...

"Puede haber bondad en toda clase de personajes, hasta en
una mujer o un esclavo, (20) aunque la primera es
quizás inferior y el otro un ser totalmente sin valor.
El segundo punto es la adecuación. El carácter ante
nosotros debe ser, digamos, viril; pero no es
apropiado en el carácter de una mujer ser viril o
inteligente."
Fuente: "Poética", Aristóteles.

¿Acaso estos comentarios no son misóginos? Por favor, no neguemos lo evidente. Sería un gran filósofo, pero no respetaba para nada a las mujeres.

Anónimo dijo...

Bonjorno, losarrabalesdemacondo.blogspot.com!
[url=http://viagraradj.pun.pl/ ]Vendita viagra in Italia[/url] [url=http://cialisantr.pun.pl/ ]Vendita cialis online[/url] [url=http://viagrarier.pun.pl/ ]Comprare viagra online[/url] [url=http://cialistagh.pun.pl/ ]Acquistare cialis online[/url] [url=http://viagraenat.pun.pl/ ]Compra viagra generico[/url] [url=http://cialisdkee.pun.pl/ ]Acquisto cialis online[/url]

Anónimo dijo...

En primer lugar, Aristóteles cuando recurre al término de 'esclavo por naturaleza' no lo define estrictamente como debilidad. En segundo lugar, Aristóteles remitió hacia aquél término, no para generar un trasfondo misógino, sino para interpretar metafísicamente que existen hombres y mujeres con la 'psyché' poco disciplinada y, por ello, predispuesta a las pasiones excesivas (alma para los que no lo saben).

No obstante, él no incentiva a la mujer en 'Poética' a que no sea inteligente, sino a que particípe de la obediencia de su marido (dado que el hombre para la Grecia Antigua era jefe de la familia y del estado, salvo en 'casos extraordinarios' como lo señaló en 'Política').

Además, las mujeres siempre fueron vistas como fuente de honorabilidad por dar a luz, y también como fuente de sabiduría por tener discreción como su virtud principal. Esta se define en aquel contexto como propio para aprender desde la observación. Cada ser humano para Aristóteles era visto para ejercer su rol principal. Asimismo, también para ejercer los secundarios (que remiten a trabajos que las mujeres y hombres pueden realizar).

Por favor, dejen de hacer comentarios subjetivos y preconcebidos que sólo alimentan la inutilidad del humano para evolucionar psíquicamente. Aquellos comentarios sólo los he leído por machistas, feministas y activistas homosexuales. Pues ya se sabe que todos los mencionados viven en una gran mentira.

Anónimo dijo...

me parece que al justificar las palabras de Aristóteles, hacemos lo mismo que hizo el al justificar la superioridad masculina sobre la femenina que derivaba en términos prácticos en un orden social.
Al que se le dote a un ser con una supuesta honorabilidad, por una propiedad biológica, que no es mínima -baste decir que es principio de nuestra espécie-, también se le encadena a una actividad de subyugación, como lo es dedicarse única y exclusivamente al cuidado del hombre y los hijos, al hogar.
En un principio, hablando en términos de evolución de un aespécie, quizás era necesara esa divición sexual de labores, pero en el presenta no aplica más.