25/2/08

¿Qué hay dentro de un libro? XLIX

Lo que hace de la esperanza un placer tan intenso es que el porvenir, de que disponemos a nuestro gusto, se nos aparece al mismo tiempo bajo una multitud de formas igualmente sonrientes, igualmente posibles. Incluso si la más deseada de entre ellas se realiza, habrá que hacer el sacrificio de las demás y habremos perdido mucho. La idea del porvenir, preñado de una infinidad de posibles, es, pues, más fecunda que el porvenir mismo, y por eso se halla más encanto en la esperanza que en la posesión, en el sueño que en la realidad.
Henri Bergson. "Ensayo sobre los datos inmediatos de la conciencia"

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Hola, me gusta la cita, pero ¿si alcanzas una esperanza o un sueño entonces que pasa despues? ¿se hace trizas y tienes que buscar otro o como va la cosa? quizas tanto sacrificio luego no merezca la pena...no se no entiendo de esto.
Saludos

Proyectodefilosofo dijo...

Gracias por comentar, lo que señalas es por ejemplo lo que señala Buda: el deseo es el primer paso hacia el dolor, bien por no conseguirlo bien por conseguirlo y después perderlo o agotarlo.
La verdad es que el tema tiene miga.
Saludos

Indigo dijo...

El porvenir siempre será mejor, eso piensa el optimista. Pero luego llega el realista y piensa ¿hasta cuándo?
Saluditos