16/3/09

¿Qué hay dentro de un libro? LV (Especial Elecciones)

"El voto fue originalmente una concesión del ciudadano virtualmente armado, depositario siempre de una fuerza virtualmente superior, a los gobiernos; hoy, al contrario, es una concesión que hace el gobierno armado, a condición de que sea compatible con el "mundus" capitalista, a los ciudadanos inermes. Se ha olvidado, en efecto, que en el marco fundacional de la legitimidad histórica del Estado de Derecho es la capacidad de rebelión la que concede el voto al pueblo y este voto, pues, no es una concesión del gobierno sino, más bien, una concesión que el pueblo hace al gobierno. Cuando los políticos pretenden que el voto mismo es "la solución" y no el instrumento subrogado de una virtual rebelión permanente y reconocen, así, al mismo tiempo, a los pueblos incapaces de rebelión y a los votos privados de capacidad decisoria con la frase "¿para qué rebelarse si podemos votar?", hace falta mucho sufrimiento, mucho sometimiento, mucha violencia directa para que la población de un país haga este descubrimiento maravilloso pero fatal, pues afirma definitivamente la discontinuidad entre rebelión y voto: "¿para qué votar si podemos revelarnos?". Este descubrimiento, signo del fracaso de la Democracia surgida de la revolución francesa, pertenece todavía, en todo caso, a un universo en el que la intervención política es posible. Pertenece, pues, al pasado.



"La ciudad Intangible: Ensayo sobre el fin del Neolítico" Santiago Alba Rico.



(Se que no estamos en Elecciones, pero que yo sepas las siguientes que tendremos serán las Europeas y me parecía algo demasiado bueno para dejarlo en la nevera tanto tiempo)

2 comentarios:

Tercera Opinión dijo...

Me ha gustado tu entrada, felicidades.

Creo que hoy en día hay muchas cosas que sepodrían mejorar en esto de la democracia, votos y partidos.

Yo ya he propuesto una, te invito a leerla:

http://www.terceraopinion.net/2009/03/29/un-ere-en-el-congreso/

Un saludo.

Proyectodefilosofo dijo...

Gracias por pasarte, y en general cualquier medida que se proponga acabar con esa vida de patricio romano de los diputados tiene todo mi apoyo.
Saludos.