24/1/07

Henry David thoreau.


¿Os hemos hablado alguna vez de Henry David Thoreau? ¿No? Pues ya que tenemos un tiempecito libre pues lo hacemos, tomen ustedes asiento, no, en esa silla no que esta coja. ¿Todos listos? vale.


Retrocedamos un poquito en el tiempo, hasta el siglo XIX en EE.UU, unos cuantos años antes de la guerra de secesión, la esclavitud dividía al pais, los estados que la practicaban y los que no, la confederación contra la unión.Henry David Thoreau fue lo suficientemente loco como para oponerse frontalemente a la esclavitud y de manera efectiva.


Este filósofo/profesor/ensayista/carpintero/guardabosques/jardinero...(menudo curriculum) se encontró con un dilema moral, él, tras razonarllegó a la conclusión de que la práctica de la esclavitud era un acto inmoral, su país estaba equivocado, cometía actos reprobables a ojos de la razón. Thoreau resolvió lo siguiente: Dejaría de pagar los impuestos hasta que su país recobrase la cordura, Thoreau no estaba dispuesto a contribuir con un estado inmoral.


Obviamente lo encarcelaron.

Thoreau, probablemente peinado por su mamá




Esa experiencia le sirvió para su ensayo más celebre "Acerca del deber de la desobediencia civil", relativamente corto(es casi un discurso largo) donde explicaba su postura.

La conclusión a la que llega, y la expresa el mismo en su ensayo es que "Si la ley te exige convertirte en un agente de injusticia al prójimo, entonces yo te digo: Viola la ley".

Se preguntaba Thoreau si debemos respetar las leyes por el mero respeto a la ley o si deberíamos, en el caso de que sospechemos que alguna e injusta, someterla a un examen crítico y objetivo, y, llegado el caso, desobedecerla sean cuales sean las consecuencias para uno.


Esta protesta en forma de "resistencia pacífica" sirvió de inspiración a Ghandi o Martin Luther King.

9 comentarios:

logosjuris dijo...

Interesantísimo que toques éste tema, por eso digo que éste es uno de los mejores blogs, lástima que no a muchos les guste el tema.

Que más puedo decir...violar la ley, a los abogados no les está permitido ya que juran cumplirla o afirman de buena fe cumplirla, pero siempre hay sus excepciones, ante posiciones apremiantes y de verdadera justicia (lo de verdadera siempre tiene su incognita), pero bueno, ante verdadera justicia la pregunta de rigor no seria si hago desobediencia civil, sino...¿estoy dispuesto(a) a ir a la carcel, hasta que se haga justicia?

Muy buen post éste, me gustó.

Ah y me muevo de silla porque en efecto ésta silla, cojita está.

Un beso y abrazo,

M.

umla2001 dijo...

Hombre, la idea no está mal. Y funciona en la teoría, pero en la práctica... Me atrevo a ponerlo en duda. Más que nada porque en este tipo de ejemplos se pueden amparar elementos como De Juana Chaos, que está ahora en titulares.

Da un poco de miedo que todo el mundo se tome la justicia por su mano, aunque sea de forma "pasiva" y "no violenta". Hay que ser muy íntegro y muy inteligente para que la cosa funcione; y no todos lo son. Hay quien reclama incongruencias o defiende sus derechos hasta un límite en que se meten en la "zona de peligro" de los derechos de los demás.

Por cierto, leyendo esto, me ha venido a la mente House.

Saludos.

Adri. dijo...

Pues yo lo tengo clarísimo: si una ley me parece inmoral intento rechazarla, en la medida que me es posible.
Aunque para considerar inmoral algo antes debe haber un acto de razonamiento; no podemos andar por ahí inmoralizandólo todo por amor al arte!

Mi granito de arena.

Proyectodefilosofo dijo...

Muchas gracias por tu comentario Mugget, tienes razón en que es un tema con mucha miga.
Umla ¿POR QUÉ TE HA RECORDADO A HOUSE ESTO???Jo, yo pretendo ser gracioso, no cruel...XDDDD.

Creo que tú, al igual que Adri, dais en el centro de la cuestión, no se trata de "tomarse la justicia por su mano" si no más bien, "razonar y aceptar con entereza hasta donde te lleven tus razonamientos" en teoría, en manos de la razón, nadie puede llegar a conclusiones diferentes, si tiene solución, esta será la misma para todos.
A ver si consigo explicarme mejor: cuando te pones a razonar en una situación así, como la de Thoreau, no se trata de "intentar racionalizar tu postura" sino mas bien "encontrar una postura tras un periodo de reflexión racional" y aceptar esa postura hasta las ultimas consecuencias(incluso si estas te llevan a la carcel, como le paso a thoreau y que apunta mugget)
Saludetes.

Logosjuris dijo...

Bueno, ¿y que es de la vida de Marmotilla?

1. Mucho Trabajo
2. Mucho estudio
3. Muy liada
4. Muy enamorada
5. Todas las anteriores

¿La 5? Todas las anteriores???

Saludos Marmo.

Mugget

Anónimo dijo...

jajajaja que brujita Mugget!!!

yo diria....mmm que es una mezcla de todas las anteriores, demasiado trabajo y horas extyras, examenes, estoy malita con fiebre, el amor es un horror en estos momentos, lo cual no se deberia comentar por aqui...de que hablabamos? de la razón? ah si, eso racionalizar es bueno, siempre en su justa medida.

Me alegro de leerte y que te acuerdes de mi, gracias, un beso muy grande amiga.

Marotilla

logosjuris & theologicus dijo...

Ah si de éso hablabamos de la razón, claro que si, tienes razón.

Marmo. Que te mejores, gracias por dejarte ver en tu escritura, y saber que estas en el intríngulis del razonamiento, del trabajo, los estudios y el amor.

Un beso y abrazo amiga,

M.

umla2001 dijo...

¿Qué por qué me recuerda a House? ¡¡¡Quiero mi moqueta!!!

En una empresa, sólo puedes ejercer este tipo de "resistencia pacífica" si eres realmente valioso; si no, el jefe prescindirá de ti al instante y tu lucha habrá acabado.

Supongo que todo esto, llevado a un plano social, adquiere un matiz distinto. Todos somos valiosos, imprescindibles y con los mismos derechos. Así que ya nos podemos quejar todo lo que queramos, todo lo que nuestra conciencia nos permita, si es que estamos dispuestos a correr riesgos.

Saludos.

Alemama dijo...

Muchas veces es un DEBER, y muy grave, deber la desobediencia ante leyes injustas. Como no soy abogada que haya jurado acatar la ley, puedo justamente no acatar una ley injusta, como el aborto, por ejemplo. Pienso que la JUSTICIA está primero y la ley debiera interpretarla para normarla, no para violarla.

Matar un inocente --que no estuvo ni en el acto de su concepción-- ¡y además indefenso dentro del seno que natura le dió para protegerlo! es el ejemplo más claro de lo que digo, me parece.

Te extraño, Marmotilla.